jueves, 24 de enero de 2013

Cannabinoides y cáncer de próstata

Cannabinoides y cáncer de próstata

Lic. Pablo A. Ascolani*

 

La próstata es la principal glándula exócrina de los mamíferos machos,  no es esencial para la vida pero juega un rol importante en la reproducción, siendo imprescindible para la reproducción natural.

El cáncer de próstata (CP) es el cáncer más común en el hombre y es una de las principales causas de muerte en varones.

En la práctica clínca el CP normalmente se diagnostica por una examinación rectal y valores de antígeno prostático específico PSA en la sangre. Posteriormente se confirma mediante biopsias.

Pude curarse con prostasectomía y radioterapia, ya que son tumores hormono dependientes. Pero la castración química o quirúrgica normalmente no destruye todas las células tumorales y eventualmente se desarrollan células tumorales con crecimiento independiente de los niveles hormonales de un fenotipo resistente.

Hace tiempo se sabe que los fitocannabinoides tienen eficacia anticancerígena en ensayos pre-clínicos, es decir in vitro –en céulas- e in vivo –en animales-. Parte de esta actividad está mediada por los receptores cannabinoides 1 y 2 (CB1 y CB2). El THC es el principal agonista de estos receptores. Otros cannabinoides como el CBD, a diferencia del THC, no tiene eficacia para estimular estos receptores, pero reduce significativamente la viabilidad de las céluas cancerígenas, por medio de mecanismos desconocidos hasta ahora. Los extractos completos de la planta demostraron ser más potentes anticancerígenos que los compuestos puros, implicando sinergias no explicadas completamente.

 

Nuevos receptores cannabinodies: TRPM

 

Los receptores de potencial transitorio (TRP) son una superfamilia de proteínas receptoras que son canales permeables a cationes. Son activados por un amplio rango de sustancias químicas, estímulos mecánicos y físicos.

En los últimos años se demostró que el receptor de potencial transitorio de melastatina (TRPM8), un receptor imprescindible para la supervivencia de las células de cáncer de próstata.

El TRPM8 fue clonado en 2001 y es un canal iónico sensible a mentol y frio. Es abundante en la próstata y está aumentado en células cancerígenas.

La activación de TRPM8 estimula la proliferación de células cancerígenas, particularmente en la próstata

Los fitocannabinoides THC, CBD, THC ácido, CBD ácido y CBG demostraron antagonizar la elevación de Ca2+ producida por la activación de TRPM8. Esto es sumamente importante, porque ni el CBD, CBG, CBD ácido y THC ácido son psicoactivos, siendo los dos últimos la forma en que el THC y CBD están presentes en la planta fresca, antes de su curado, lo que apoya el tratamiento del cáncer con jugos de extractos frescos .

Por otro lado el efecto anticancerígeno del CBD era producido por el antagonismo sobre TRPM8, pero además acompañado por la regulación en baja de los receptores androgénicos (AR), activación de la proteína p53 y elevación de las especies reactivas de oxígeno, todos mecanismos que favorecen la muerte de las células cancerígenas.

Y lo más importante, en relación al cáncer de próstata, es que las células que mutaron y se diferenciaron en fenotipos insensibles a los andrógenos, es decir que crecen independientemente del nivel hormonal y son más letales, eran más sensibles a los efectos anticancerígos del CBD.

También se demostró que potencia el efecto del tratamiento con bicalutamida y docetaxel, drogas comúnmente usadas en cáncer de próstata.

Otros mecanismos por medio de los cuales el CBD ejerce su acción anticancerígena es mediante la inhibición de la recaptación de adenosina y anandamida, ambas implicadas en efectos anticancerígenos. Además recientemente se ha establecido que inhibe la angiogénesis y varios tipos de vías de transducción de señal claves en la inflamación ( NF-kB, COX-2 y NOS), implicadas en el crecimiento y la progresión de diversos cáncer. También atenúa el daño tisular causado por antineoplásicos comunes como el cisplatino, lo que aumenta su importancia terapéutica.

Todos estos datos son de máxima importancia y para el tratamiento del cáncer, y en particular el CP. Es necesario introducir en nuestro medio variedades ricas en CBD que por culpa de la prohibición fue eliminándose de las variedades. Como las leyes no son en función del contenido de THC, sino del peso total de la planta, se produjo un cuello de botella en el genoma de la planta, descartándose sistemáticamente las variedades ricas en otros cannabinoides, priorizando las que contienen sólo sintasas de THC. Esto disminuyó el valor terapéutico más amplio del cannabis, aunque en España CBD crew está comercializando variedades 1:1 THC:CBD, y en Israel dicen haber producido una variedad que invierte los valores, llegando a un 15% de CBD y 1% de THC.

La ciencia del cannabis medicinal nos orienta hacia variedades ricas en otros cannabinoides no psicoactivos.

Mientras tanto, de tener disponible variedades recreativas existe la posibilidad de consumir extractos de jugo crudo de la planta, entre período temprano y pico defloración (previo a la oxidación de tricomas), no calentado, nos daría una medicina eficaz y no psicoactiva para el tratamiento del cáncer.

 

Van Haute C, De Ridder D, Nilius B. TRP channels in human prostate.

ScientificWorldJournal. 2010 Aug 17;10:1597-611. doi: 10.1100/tsw.2010.149.

Review. PubMed PMID: 20730379.

 

De Petrocellis L, Ligresti A, Schiano Moriello A, Iappelli M, Verde R, Stott

CG, Cristino L, Orlando P, Di Marzo V. Non-THC cannabinoids inhibit prostate

carcinoma growth in vitro and in vivo: pro-apoptotic effects and underlying

mechanisms. Br J Pharmacol. 2013 Jan;168(1):79-102. doi:

10.1111/j.1476-5381.2012.02027.x. PubMed PMID: 22594963.

 

Pacher P. Towards the use of non-psychoactive cannabinoids for prostate

cancer. Br J Pharmacol. 2013 Jan;168(1):76-8. doi:

10.1111/j.1476-5381.2012.02121.x. PubMed PMID: 22849856.

 

De Petrocellis L, Vellani V, Schiano-Moriello A, Marini P, Magherini PC,

Orlando P, Di Marzo V. Plant-derived cannabinoids modulate the activity of

transient receptor potential channels of ankyrin type-1 and melastatin type-8. J

Pharmacol Exp Ther. 2008 Jun;325(3):1007-15. doi: 10.1124/jpet.107.134809. Epub

2008 Mar 19. PubMed PMID: 18354058.

  


Situada en la ciudad de Rosario, AREC (Personería Jurídica otorgada según resolución 0954 del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe) es una Asociación Civil interdisciplinaria sin fines de lucro, plural y horizontal, que milita para la implementación de un nuevo paradigma en políticas de drogas que permita seguir avanzando hacia un modelo social y estatal más inclusivo, humanista y democrático, basado en un discurso científico actualizado que respete los derechos humanos y las garantías constitucionales de los ciudadanos.

 

*Secretario de AREC. Lic. en Kinesiología y Fisiatría, Jefe de Trabajos Prácticos de la Cátedra de Farmacología y Auxiliar Docente en la Unidad Pedagógica ILAR Adultos, Facultad de Kinesiología y fisiatría UNSAM/ IUGR. Autor de la tesina de grado, “Cannabinoides y síntomas neurológicos: ¿La pieza faltante en la farmacología clínica?”. Disertante en representación de AREC en la primera y segunda Audiencias Públicas sobre Políticas de Drogas de la Cámara de Diputados de la Nación (2011/ 2012) y Asesor de la Junta Nacional de Drogas del Gobierno de la República de Uruguay. Disertante en el Post Grado de Rehabilitación y Fisioterapia de la Facultad de Medicina de la UNR, Congreso de Salud Mental de las Madres de Plaza de Mayo y otros. Autor de numerosos artículos de divulgación científica sobre políticas de drogas, derechos humanos y uso terapéutico de la marihuana y los cannabinoides

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario