jueves, 13 de diciembre de 2012

Administración intensiva de cannabinoides: uso oral y tópico de extractos de cannabis sativa


Pablo A. Ascolani*

 

Hay numerosos testimonios que indican que el uso periódico oral de resina de cannabis en dosis crecientes y por tiempo prolongado tendría eficacia para tratar enfermedades graves o crónicas para las cuales la medicina alopática no tiene un tratamiento satisfactorio.
Investigación pre-clínica y poblacional indica que podría prevenir o retrasar la incidencia de enfermedades de gran prevalencia como el Alzheimer[i], diabetes tipo 2,[ii]  enfermedades cardiovasculares[iii],[iv],[v] u otros tipos de cáncer[vi],[vii], [viii] estas últimas primer y segunda causa de muerte tanto en países subdesarrollantes como en vías de desarrollo.

Todavía no se ha determinado protocolos de tratamiento, y falta información sobre la farmacocinética y posibles efectos adversos de cannabinoides a dosis muy altas. Se ha comprobado en humanos que cuando se administran de forma continua a dosis crecientes se genera tolerancia a los efectos subjetivos, principal efecto adverso de los cannabinoides.[ix] Y las pruebas sobre su toxicidad determinaron que la administración de dosis extremadamente altas de THC (50 mg por Kg de peso, cinco veces por semana), en ratas inmunocompetentes, disminuyó la incidencia de diversos tipos de cáncer y aumentó la supervivencia total de los animales de experimentación[x] El índice terapéutico de los cannabinoides es extremadamente alto comparado con otras drogas farmacéuticas o recreativas.[xi] No hay registro de muertes por fumar o comer cannabinoides botánicos, ya que por estas vías el proceso de absorción se va solapando con la distribución, el metabolismo y la excreción.[xii]

Los reportes de uso anecdótico intensivo por vía oral describen una muy lenta titulación, que comienza con la administración de una muy pequeña cantidad –medio grano de arroz- que se va aumentando cada dos o tres días. Cuando se llega al día 45 del protocolo, el paciente estaría consumiendo alrededor de 1cc  de resina (o incluso más) dividido en tres tomas diarias. Al alcanzar esta dosificación se desarrollaría tolerancia a los efectos psicoactivos, y el paciente continuaría con este protocolo durante un mes y medio más. Rick Simpson plantea que muchas neoplasias podrían tratarse mediante esta “quimioterapia cannabinoide”.

La cantidad de flores de cannabis necesario para este tipo de tratamiento es grande, ya que se necesita entre aproximadamente entre 10 y 20 gr -dependiendo del contenido de resina- para producir 1 cc de extracto, lo que equivale a entre 300 y 600 gr mensualmente.

El uso externo[xiii] también implica grandes cantidades. Es referido en  numerosos reportes de pacientes que tratan afecciones del aparato locomotor o de la piel con el uso tópico de cannabinoides.[xiv] Existe un gran potencial terapéutico en esta vía de administración. Hay casos conocidos, como Rick Simpson, que lo utilizó para curar un cáncer de piel que padecía. En un caso anecdótico publicado en la revista “Treating Yourself”, se aplicó de forma tópica un extracto de cannabis en la mejilla y nariz de una mujer afectada por un cáncer de piel de células basales, la forma más común de cáncer de piel. Después de autoadministrarse de forma tópica durante 10 días extracto de cannabis, el cáncer desapareció.[xv]

La gran ventaja de la administración transdérmica es que evita el principal de los efectos adversos de los cannabinoides: los cognitivos. La psicoactividad, que es buscada en el uso recreativo, puede resultar desagradable y convertirse en un efecto adverso para algunos pacientes.

La prohibición de los principios activos del cannabis genera obvias limitaciones en la investigación formal, pero también en la investigación informal. Tanto para el uso oral y externo de extracto concentrado de cannabis se necesita gran cantidad de materia prima, al menos comparado con las cantidades relacionadas al uso recreativo, mucho más bajas.

Esto implica un gran riesgo legal para el autocultivador, porque las cantidades necesarias para la producción de extracto podrían asimilarse a tráfico, sin ser en absoluto el fin del cultivo. El auge del autocultivo está brindando valiosas oportunidades de sumar testimonios, al menos anecdóticos, de la validez terapéutica del uso intensivo de extractos.

Estamos ante una posible herramienta para mejorar la salud global de la población.

Es imperativo que, en respeto por los Derechos Humanos, el Estado no castigue el autocultivo para producción de extractos para uso oral y/o tópico, y haga accesible formulaciones tópicas de cannabinoides o extractos de cannabis a los pacientes que no pueden autogestionarse.

 

 

Situada en la ciudad de Rosario, AREC (Personería Jurídica otorgada según resolución 0954 del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe) es una Asociación Civil interdisciplinaria sin fines de lucro, plural y horizontal, que milita para la implementación de un nuevo paradigma en políticas de drogas que permita seguir avanzando hacia un modelo social y estatal más inclusivo, humanista y democrático, basado en un discurso científico actualizado que respete los derechos humanos y las garantías constitucionales de los ciudadanos.

 

*Secretario de AREC. Lic. en Kinesiología y Fisiatría, Jefe de Trabajos Prácticos de la Cátedra de Farmacología y Auxiliar Docente en la Unidad Pedagógica ILAR Adultos, Facultad de Kinesiología y fisiatría UNSAM/ IUGR. Autor de la tesina de grado, “Cannabinoides y síntomas neurológicos: ¿La pieza faltante en la farmacología clínica?”. Disertante en representación de AREC en la primera y segunda Audiencias Públicas sobre Políticas de Drogas de la Cámara de Diputados de la Nación (2011/ 2012) y Asesor de la Junta Nacional de Drogas del Gobierno de la República de Uruguay. Disertante en el Post Grado de Rehabilitación y Fisioterapia de la Facultad de Medicina de la UNR, Congreso de Salud Mental de las Madres de Plaza de Mayo y otros. Autor de numerosos artículos de divulgación científica sobre políticas de drogas, derechos humanos y uso terapéutico de la marihuana y los cannabinoides



[i] Pablo A. Ascolani, Cannabinoides y síntomas neurológicos ¿La pieza faltante en la farmacología clínica? Facultad de Kinesiología y fisiatría, UNSAM/IUGR, 2011.
[ii] Rajavashisth TB, Shaheen M, Norris KC, Pan D, Sinha SK, Ortega J, Friedman TC. Decreased prevalence of diabetes in marijuana users: cross-sectional data from the National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) III. BMJ Open. 2012 Feb 24;2:e000494. Print 2012. PubMed PMID: 22368296; PubMed Central PMCID: PMC3289985.
[iii] Veillard, N.; Arnaud, C. et al., Low dose oral cannabinoid therapy reduces progression of atherosclerosis in mice, Nature, Vol 434, 7 Apr. 2005.
[iv] D Lamontagne, P Lépicier, C Lagneux, J F Bouchard, The endogenous cardiac cannabinoid system: a new protective mechanism against myocardial ischemia. Basic Res Cardiol. 2006 Apr 11.
[v] Philippe Lépicier, Annie Bibeau-Poirier, et al., Signaling Pathways Involved in the Cardioprotective Effects of Cannabinoids. J Pharmacol Sci. 2006 Oct 7
[vi] Velasco G, Sánchez C, Guzmán M. Towards the use of cannabinoids as antitumour agents. Nat Rev Cancer. 2012 May 4;12(6):436-44. doi: 10.1038/nrc3247. PubMed PMID: 22555283.
[vii] Sami Sarfaraz, et al: Cannabinoids for Cancer Treatment: Progress and Promise, Cancer Res 2008; 68: (2). January 15, 2008
[viii] Liang C, McClean MD, Marsit C et al. A population-based case-control study of marijuana use and head and neck squamous cell carcinoma. Cancer Prev Res. 2009;2:759-768.
[ix] Gorelick DA et al, Tolerance to Effects of High-Dose Oral {Delta}9-Tetrahydrocannabinol and Plasma Cannabinoid Concentrations in Male Daily Cannabis Smokers. J Anal Toxicol. 2012 Oct 16. [Epub ahead of print]
[x] Velasco G, Sánchez, op cit.
 
[xi] http://www.druglibrary.org/schaffer/hemp/general/who-index.htm
[xii] Abrams, Donald, Medical Cannabis: Rational Guidelines for Dosing, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA, USA.
[xiii] Pablo. A. Ascolani, Nociones sobre administración transdérmica de cannabinoides. http://cannabismedicinalargentina.blogspot.com/2012/11/nociones-sobre-administracion.html
 
[xiv] En la página Salud Cannabica Argentina se registra una interesante serie de fotos del uso de cannabis en dermatitis por EA de medicamentos https://www.facebook.com/mariafernanda.fussi/posts/448949695162554?comment_id=4624601&ref=notif&notif_t=share_reply#!/media/set/?set=a.144560175687649.43189.100004010030383&type=3
AREC ha recibido testimonio de numerosos casos anecdóticos de uso tópico de AINES y cannabinoides; estos últimos aumentarían notable notablemente la eficacia.
[xv] Robert Melamede, Ph.D., A Cure for Cancer? Biology Dept., UCCS, Cannabis Science Inc., Phoenix Tears Foundation, treating yourself Nº 28 spring 2011
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario